RADIO Clic !! PLAY


powered by Web Player

lunes, 23 de marzo de 2015

hombre que robó un banco por amor

John Wojtowicz era un romántico. Dice que por eso fue que intentó robar un banco, para financiar la operación de cambio de sexo de su amante.
Su intento de atraco fallido inspiró la película “Tarde de perros” (Dog Day Afternoon, en el original en inglés) y varios documentales, el último “The Dog” (El perro), un cariñoso retrato de este excéntrico neoyorquino.
“Nadie robaría un banco para regalar una operación de cambio de sexo, es por eso que hicieron la película”, dice Wojtowicz en “The Dog”, la historia del hombre que cometió uno de los crímenes más sensacionales de Estados Unidos.
El 22 de agosto de 1972, Wojtowicz y dos cómplices, Salvatore Naturale y Bobby Westenberg, entraron con escopetas en una sucursal de Brooklyn del Chase Bank.
Inmediatamente todo empezó a salir mal.
Westenberg dijo que no se atrevía y se marchó. La caja fuerte resultó estar medio vacía y uno de los trabajadores tuvo tiempo para hacer saltar la alarma.
Pronto, el edificio estaba rodeado y ocho de los empleados quedaron como rehenes. La policía se estableció en un salón de belleza al otro lado de la calle y empezaron las negociaciones.
Los documentalistas neoyorquinos Allison Berg y Frak Keraudren decidieron buscar el rastro de Wojtowicz en 2002 y lo encontraron.
“Teníamos curiosidad sobre cómo sería su vida real, ¿sería tan escandaloso y carismático como quien aparece en la película?”, se pregunta Berg.
De hecho, “resultó cien veces más inusual, interesante y divertida”.
Para esa época, Wojtowicz se llamaba a sí mismo “El perro” por lo de “Tarde de perros” y se deleitaba con su infamia.
“En aquel entonces, vivía en el olvido con su madre y se alegró de que alguien se acercara a interesarse por él”, explica Keraudren.
Le gustamos porque sabía que nos autofinanciábamos y pensó que éramos unos desvalidos neoyorquinos cómo él, así que decidió ayudarnos.
“Incluso se ofreció a robar un banco para nosotros”, comenta Berg.
Así comenzó una década de filmación. Lo visitaron cada dos fines de semana. Pasaban el rato en su apartamento, salían a hacer recados y lo acompañaron muchas veces al hospital.
“Fue nuestra vida por una década. Éramos como de la famila”, afirma Keraudren.
Cuando ya llevaban unos años en el proyecto, Wojtowicz les dijo que tenía cáncer. Se negó a recibir tratamiento y murió en 2006.
“Hasta un día antes de morir, seguía haciendo comentarios lascivos y pidiendo hamburguesas que no iba a poder comer porque ya estaba demasiado enfermo”, dice Berg. “Pero nunca cambió su forma de ser”.
Sólo entonces, Berg y Keraundren completaron su historia con otras entrevistas, incluyendo las de sus esposas. Liz Eden había muerto en 1987 de una enfermedad relacionada con el sida.
Carmen Bifulco, la primera mujer de Wojtowicz, lo había conocido cuando ambos trabajaban para el Chase Bank. “¿Por qué no eres mi novia de la suerte del futuro?”, le dijo en su primera cita.
“Pensé que ya estaba loco”, dice. Se casaron en 1967, después de su regreso de Vietnam, pese a la desaprobación de la familia. “Para decepción de mis suegros, sobreviví a la guerra”, dijo.
Sin embargo, en el ejército Wojtowicz había descubierto el sexo con los hombres y en 1969 se separaron
150216183005__80996741_at-the-bank.
“El matrimonio, para mí, era una institución sagrada”, dice en la película. “El amor es una institución sagrada. Si amaba a alguien, quería casarme con esa persona. Quería comprometerme. Y en una sociedad heterosexual, lo haces casándote. Así que no veía por qué los homosexuales no podían hacerlo”.
Wojtowicz y Aron se casaron a su manera. Aron quería, y tuvo, el vestido más caro de la tienda, les costó casi US$1.000.
Pero la pareja rompió después de las interminables discusiones porque Aron se quería operar. “No quería que se cambiara de sexo, pero él deseaba ser una mujer”, recuerda Wojtowicz, a quien le preocupaba dejar de sentir atracción por su pareja.
Entonces Aron volvió a intentar suicidarse y Wojtowicz se dio cuenta de que no sería feliz jamás si no se hacía la cirugía, así que decidió conseguir el dinero… robando un banco.
Fuente BBC

link noticias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...